Blog

El dióxido de azufre, garantía de calidad

Muchos conocerán el dióxido de azufre por ser la sustancia que emana, en estado gaseoso, de los volcanes, con la particularidad de que se trata de un gas comprimido.

Comúnmente, se asocia el dióxido de azufre a los sulfitos del vino, principal producto en el que se aplica esta sustancia. Los sulfitos son el resultado de poner en contacto el dióxido de azufre con disoluciones alcalinas.

Lo que produce la aplicación de sulfitos en el vino es la prevención de enzimas, así como eliminar aquellas impurezas o detritos que puedan generarse.

Sus usos son muy diversos en la industria en general y en el sector de producción alimenticia en particular, utilizándose principalmente como desinfectante de las cubas de vino.

Además, una de sus características más reseñables por la que destacan estos gases es su capacidad para conservar los alimentos. Por lo general suele aplicarse a zumos, vino , frutos secos, mermeladas…

Ni que decir tiene, que gracias a su aplicación en los productos ejerce como antioxidante, resultando una garantía para el disfrute y el consumo de los mismos, eliminando las impurezas y el desarrollo de microrganismos nocivos para la salud.

NORMATIVA A APLICAR

Según la legislación española su uso está permitido en una amplia variedad de alimentos, siempre que se cumpla con rigurosidad la reglamentación correspondiente: es el RD 142/2002 y su modificación, RD 1118/2007, referente a los aditivos distintos de los colorantes y edulcorantes.

Su uso está autorizado en galletas, siropes, productos de aperitivo, patata, vino y cerveza, productos vegetales frescos, confituras y mermeladas, frutos secos, crustáceos, moluscos y carnes

Gases-vino

Show Comments (1)

Facebook
Google+
http://ganort.com/dioxido-azufre-garantia-calidad
Twitter

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!